Interior de Santa María del Azogue

Si nos centramos en el aspecto escultórico, no debemos dejar de nombrar la Anunciación que se encuentra en el crucero de la iglesia, más concretamente a la entrada de la capilla mayor. Se trata de dos bellas imágenes pétreas, de fina y delicada talla, que representan al Arcángel Gabriel y a la Virgen María, que curiosamente muestra ya su vientre abultado, anacronismo que serviría para anunciar "la buena nueva" al fiel. Fueron realizadas entorno al S.XIII.

Los retablos son barrocos, destacando, por ejemplo, el de Santa Ana o el de San José, así como el de Jesús Nazareno. Mencionar también una talla de San Jerónimo del S.XVII, que bien podía estar vinculada con la Escuela de Valladolid; el Calvario pétreo gótico de la capilla mayor; el fresco gótico dedicado a San Cristóbal situado en el brazo norte del crucero, etc...